1

Hábitat de los venados


regresar

Los ciervos son capaces de vivir en una amplia gama de hábitats en todo el planeta.Algunos de ellos viven en las llanuras, otros en la tundra.Puede que le sorprenda saber que hay especies de ciervos que también viven en las montañas y en las selvas tropicales. La mayoría de ellos tienden a moverse alrededor de las praderas y otras zonas donde puedan estar bien escondidos al mezclarse con el entorno, como los bosques. Algunos incluso viven en zonas pantanosas en las que no se esperaría encontrarlos.


El área donde permanece un ciervo puede tener un radio de hasta  30 millas. Un grupo de ciervos es conocido como un rebaño. Las hembras forman grupos que pueden tener desde un par hasta muchos individuos y su descendencia estará con ellas en estos rebaños. Los machos son solitarios, excepto cuando están buscando hembras para aparearse. Esa es la única vez que pueden verse en las proximidades de estos grupos.


A pesar de que las hembras viven en manadas, pueden estar muy dispersas en un área. Es por eso que puede verse en ocasiones a una sola hembra o acompañada de su cervatillo, siempre es probable que otras hembras estés cerca de la zona. En ocasiones, debido a su capacidad para mezclarse muy bien con el entorno, puede ser difícil reconocer su presencia.


Los machos tienen un territorio mucho más amplio pero tienen que tener cuidado de otros machos. Cuando las hembras solapan el territorio de otras hembras, por lo general, sólo tienen que seguir su propio camino sin incidentes. Para los machos, esto funciona diferente ya que pueden ocurrir enfrentamientos con mucha agresividad, esta es la razón por la que los cervatillos jóvenes no pueden encontrar un territorio propio fácilmente.


Los machos emiten olores muy fuertes en su hábitat natural para que los demás sepan que un área ha sido reclamada por ellos, para esto pisan fuerte en áreas de hierba o frotan contra los árboles, de forma que liberen olor de sus cascos o de su cabeza, donde también tienen glándulas de olor.


Todos los ciervos son muy fieles a su hábitat, es decir, no van a trasladarse hacia otro lugar porque los agricultores invadan su zona con sus cultivos. Quizás se muden temporalmente debido a los cazadores de la zona, pero regresarán nuevamente al pasar un tiempo.  Incluso cuando no pueden encontrar suficiente comida para sobrevivir, no van a pasarse del lugar que han delimitado como su territorio.


Los venados parecen adaptarse bien a las condiciones de vida en cautiverio, siempre que sus necesidades básicas sean cubiertas. Algunos de ellos viven en varios zoológicos alrededor de todo el mundo, otros son criados para ser utilizados en operaciones de caza.


Uno de los mayores problemas para los ciervos es la disminución de su hábitat natural. Las personas continúan invadiendo el espacio donde viven muchas especies, provocando que cada vez estén compitiendo más por la comida y el refugio.


A medida que hemos ido observando a los ciervos, hemos comprendido que son capaces de adaptarse a diferentes tipos de hábitat, sin embargo hay un límite para la velocidad y la frecuencia con que se pueden adaptar a los cambios. Hay muchas áreas que están protegidas para que los ciervos vivan en ellas.

proyecto

EL VENADO


1 Hábitat de los venados
2 Alimentación de los venados
3 Reproducción de los venados
4 Anatomía de los venados
5 Distribución de los venados
6 Depredadores de los venados
7 Estructura social de los venados
8 Comunicación de los venados
9 imagenes
2

Alimentación de los venados


regresar

Todas las especies de venados son herbívoras, lo que significa que sólo se alimentan de hierba y plantas, no consumen ningún tipo de carne. Son muy oportunistas cuando se trata de comer, por lo que se alimentan de todo lo que puedan encontrar en su camino. Algunos de los alimentos más comunes son la hierba, plantas, hojas, raíces y tallos.


Además durante algunas épocas del año pueden incluir en su dieta alimentos como  las bayas de árboles pequeños y arbustos, bellotas, hongos, y algunos tipos de frutas dulces que estén disponibles. Ellos pueden ser una molestia para los agricultores de la zona debido a que invaden los cultivos cuando se está cosechando maíz o soja.


Los ciervos tienen un estómago de cuatro cámaras y un proceso muy complejo para digerir los alimentos. Mastican la comida, la tragan y luego la regurgitan para masticarla nuevamente y volverla a tragar.  De esta forma es que finalmente obtienen los nutrientes de los alimentos.


Debido al largo proceso digestivo y el hecho de que una gran parte de sus alimentos sale en forma de residuos,  necesitan consumir gran cantidad de comida todos los días, actividad a la que pueden dedicar varias horas, fundamentalmente durante la madrugada y después del anochecer. Ellos tienen una excelente visión de noche, así que no es un problema encontrar alimentos en ese horario.


Los venados naturalmente comen menos en los meses de invierno, debido a que los alimentos no son suficientes en esta época del año, esto provoca entonces que se vuelvan menos activos con el objetivo de ahorrar energía. Algunas personas asumen durante el invierno es más difícil ver a un ciervo por las bajas temperaturas, pero la verdadera razón es que sus fuentes de alimento escasean. Esto no quita que también traten de protegerse de los fuertes vientos en un refugio.


Los dientes de los venados son muy interesantes. En la mandíbula inferior tienen dientes muy pequeños, esto les permite desgarrar los alimentos en pedazos más pequeños. No tienen dientes situados en la mandíbula superior y en la parte posterior de las mandíbulas poseen muelas que usan para masticar lo que comen. Se dice que tienen un paladar muy agudo.


Cuando la comida es difícil de encontrar, la supervivencia de los ciervos en un área se torna muy dura. No son como otros animales que dejan el hábitat en busca de alimentos, de hecho, son más propensos a morir de hambre, sufriendo una muerte lenta y dolorosa, que a buscar otro lugar para comer.


Es común que un ciervo macho adulto coma hasta cinco libras de alimentos por día, cantidad que puede variar dependiendo de la especie y el lugar donde se encuentre. Además existen algunos tipos de alimentos que ofrecen mayor sustento y por tanto la cantidad de comida a ingerir, disminuye en general.

3

Reproducción de los venados


regresar

Los ciervos tienen un período de apareamiento que se extiende  desde octubre hasta enero. En el resto del año, los machos no interactúan con las hembras, sin embargo, viajarán largas distancias durante la temporada de celo para poder encontrarlas y correrán el riesgo de ser vistos por los cazadores al permanecer en áreas muy descubiertas.


Durante los meses que dura el período los machos mostrarán su cuello más ensanchado y se involucrarán en fuertes peleas para ganarse el derecho a aparearse. La mayoría de las veces ninguno de los machos resulta herido, la pelea termina cuando uno de ellos se aleja derrotado. La batalla puede durar un par de minutos o varios días, esto depende de la habilidad, el tamaño y la determinación de los dos machos implicados. Hay ocasiones en que los cuernos de ambos se enredan tanto unos con otros, que al pasar el tiempo pueden ser encontrados muertos aun sin poder separarse.


Una vez que el macho dominante ha demostrado su fuerza, se dispone a aparearse con tantas hembras como sea posible. Una vez que el apareamiento ha ocurrido con éxito, las crías nacen aproximadamente 200 días después. Generalmente nace un único cervatillo, aunque se han registrado casos en algunas especies donde han nacido más de uno.


Los cervatillos son lentos y temblorosos al principio, pero pocas horas después de haber nacido, ya son capaces de caminar. Rápidamente reconocen a su madre e instintivamente saben que deben permanecer muy cerca de ella para su protección. Los ciervos jóvenes permanecen escondidos entre los arbustos o cuevas durante algunas semanas junto a su madre, quien de vez en cuando los abandona para buscar comida y de esta forma, estar en condiciones de alimentarlos más tarde con su leche.


Ellos permanecen bajo el cuidado de sus madres hasta que tienen dos años de edad. La mayoría de las veces los jóvenes cervatillos son seguros, pero pueden llegar a convertirse en la comida para los depredadores que viven a su alrededor. Se sabe que aunque estos venados jóvenes no tienen olor, las madres sí pueden dejar un rastro capaz de guiar a los depredadores.


Los esfuerzos reproductivos de los ciervos son muy significativos, de hecho, en una zona donde hay sólo uno o dos machos y un par de hembras, la población puede llegar a ser aproximadamente de 30 en un período de cinco años. Por supuesto, esto es posible si no son afectados por los cazadores o los depredadores.


La esperanza de vida para casi todas las especies de ciervos es de hasta 20 años, esto depende realmente del hábitat y las fuentes alimenticias de las que dispongan. Algunos ciervos viven en zonas que son fuertemente asediadas por los cazadores, pero hay otras donde hermosos venados han sido capaces de vencer los obstáculos y continuar viviendo libremente.

4

Anatomía de los venados


regresar

Los venados generalmente tienen una coloración marrón o canela en sus cuerpos, algo que no ocurre por casualidad, sino que se trata de un mecanismo natural que les permite mezclarse muy bien con el entorno y evita que sean detectados. Los cervatillos jóvenes poseen manchas blancas que irán desapareciendo a medida que se desarrollan. Para cuando tengan aproximadamente 4 meses de edad, ya habrán desaparecido completamente.


Todos los tipos de venados tienen un estómago con cuatro cámaras, son rumiantes, de ahí que tengan un sistema digestivo complejo. Puede parecer como que están comiendo todo el día, pero realmente están masticando varias veces la comida que han regurgitado, para ser capaces de obtener los nutrientes.


El interior de sus bocas tiene un diseño muy particular, la parte superior de la zona de la mandíbula tiene un paladar duro, en la región inferior tiene pequeños dientes y tienen molares en la parte trasera. Esta combinación les ayuda a rasgar y masticar los alimentos antes de tragarlos.


Los venados tienen patas muy largas y flacas, pero a la vez muy poderosas.  Si sienten que están en peligro son capaces de alcanzar velocidades de hasta 40 millas por hora en caso de ser necesario, aunque no pueden mantener esta velocidad durante mucho tiempo. En general, son animales muy graciosos y resulta muy interesante ver cómo son capaces de moverse.


Para muchos cazadores el orgullo de cazar un ciervo radica en el tamaño y la edad del mismo. Los machos tienen una característica muy distintiva, la presencia de cuernos en la parte superior cabeza. Estos cuernos pueden llegar a ser muy grandes e impresionantes, mientras más adulto sea el venado, mayor tamaño tendrá su cornamenta. Son muchas las personas que disfrutan tendiendo un par de cuernos para adornar una pared de su casa.


Los cuernos se mudan cada año, en su lugar vuelven a crecer otros. Su estructura varía dependiendo de la especie en particular y están cubiertos por una capa aterciopelada. Se sabe que estos cuernos  poseen vasos sanguíneos y nervios, que hacen de ellos una zona muy sensible.


La audición de estos animales es sorprendente, comparable con la de pocos animales en el mundo.  Esto se debe a la presencia de varios  músculos en la zona de los oídos, de hecho pueden mover sus orejas como un radar sin mover el resto del cuerpo. Esto les permite determinar fácilmente la dirección en que vienen los sonidos.


Los ojos de los venados están ubicados en los lados de la cabeza, lo que les permite un rango de visión bastante amplio, aproximadamente en un ángulo de 310 grados. La desventaja en este sentido es que no logran concentrar la visión en cualquier objeto. Además se sabe que tienen una excelente visión nocturna que les ayuda a estar activos durante la noche.


Por otra parte, los venados tienen un maravilloso sentido del olfato que funciona a su favor. A menudo pueden oler algo en el área antes de que realmente puedan escucharlo. Lamer sus narices les ayuda a desarrollar más aun ese agudo sentido.


Todos los ciervos tienen pezuñas y dedos en cada pata, sus pezuñas son muy duras y capaces de ayudarles a sobrevivir en diferentes tipos de terreno. Sus patas también tienen glándulas de olor que ayudan a marcar el territorio y atraer parejas.


De forma general se dice que los venados tienen un gran cuerpo diseñado para el movimiento rápido y para ser capaces de sobrevivir en su hábitat natural.

5

Distribución de los venados


regresar

Estos animales tienen una distribución muy amplia alrededor de todo el planeta y esa es la razón por la que tantas personas están familiarizadas con ellos. Los venados viven en zonas como Canadá y Estados Unidos, sin embargo no viven ni es Alaska ni en Hawái. Australia es otro de los pocos lugares donde tampoco habitan los venados, algunos bromean con el hecho de que los canguros tienen ocupada toda la región para sí mismos.


Los venados pueden adaptarse a vivir en diferentes tipos de ambientes, lo que hace que su distribución también sea diversa. Pueden vivir en los pantanos, bosques, praderas, llanuras, e incluso en terreno montañoso. El área donde viven va a influir en el tamaño que tengan, algunas especies son muy pequeñas, mientras que otras destacan por ser grandes y pesados.


Existen algunas regiones donde la población de venados es extensa y esto da lugar a que se incremente la actividad de caza, Colorado y Wyoming son territorio de caza de ciervos principalmente, por tanto sus pobladores tienen que pagar precios mucho más bajos para obtener las licencias de caza.


La mayor área conocida donde viven los venados, es a lo largo de las Montañas Rocosas, aunque las cinco especies más comunes de América del Norte, el ciervo mulo, el alce, el venado de cola blanca, los caribúes y los ciervos canadienses, se puede encontrar en la zona de la Cordillera de Columbia, que está entre Alberta y Columbia Británica.


California parece ser otra zona donde hay ciervos por todas partes, es común verlos caminando por las calzadas o comiendo en los jardines delanteros de las zonas residenciales. No se trata de que ellos hayan venido a invadir los lugares donde habitan las personas, sino que son las personas quienes ocupan frecuentemente parte del hábitat de los venados.


Cuando en un de estas zonas los suministros de alimentos son abundantes, los ciervos tienden a poblarla rápidamente, es entonces cuando se incrementa la actividad de caza, que en muchos casos es ilegal, obligando a los ciervos a continuar extendiéndose hacia otros entornos en busca de territorio propio.


Encontrar un equilibrio para que los venados y las personas puedan coexistir, es muy difícil.  Cuando un ciervo se acostumbra a alimentarse en un área determinada, es muy probable que quiera seguir haciéndolo allí, no son muy fáciles de alejar en estos casos. Si encuentran un bonito campo de golf, seguirán yendo allí a comer de esa rica hierba.


Un gran problema para cualquier área donde estos animales están distribuidos es la enfermedad de Lyme, también conocida como borreliosis, al parecer en estos lugares el riesgo de contraer la enfermedad es mucho mayor, ya que las personas pueden contraerla mediante las garrapatas de los venados.

6

Depredadores de los venados


regresar

A menudo los ciervos son víctimas de diversos tipos de depredadores en la naturaleza. Por ejemplo los caninos son un gran problema para ellos, debido a que en muchas ocasiones comparten el entorno.  Una vez que las demás fuentes de alimentos de los perros escaseen, es cada vez más probable que vayan detrás de los venados.  Los coyotes son otros de los animales que tienen que enfrentar, estos aprovechan un instante en que las madres descuidan a sus crías, para convertirlas rápidamente en su presa.


Grandes felinos como leones y linces de montaña pueden ser un problema también para los ciervos en algunos territorios. A pesar de que los ciervos pueden correr muy rápido, el lince puede superar esa velocidad y atraparlos con gran rapidez. Estos grandes felinos también pueden ser muy astutos por lo que el factor sorpresa es otra de sus ventajas para cazar, son capaces de saltar por debajo de una cornisa o de un árbol y estar allí antes de que el ciervo tenga la posibilidad de moverse.


Uno de los peores depredadores para los venados es el oso grizzly, aunque no puede moverse con la misma velocidad, es un animal extremadamente potente.


Los seres humanos parecen ser otro gran depredador de los ciervos, hay quienes los cazan con el fin de tener una fuente de alimento, otros lo hacen solo por deporte y para luego mostrar sus cabezas en forma de trofeo para recordar una gran aventura. Otras personas los matan porque simplemente ellos son una molestia que interrumpe en los cultivos o en su propiedad.


Los ciervos no son tan activos en los meses de invierno debido a la disminución de los alimentos, no obstante se sabe que exploran en zonas más abiertas con el objetivo de alimentarse. Como resultado de esto, llegan hasta territorios más peligrosos donde los depredadores puede ser capaces de encontrarlos. Durante el invierno la caza de venados es más exitosa también debido a que los machos salen fuera de sus territorios habituales para encontrar a las hembras y aparearse. Además cuando el entorno está cubierto de hielo o nieve es más difícil para los ciervos mantener el equilibrio, esto le da la ventaja a muchos de sus depredadores cuando se trata de capturarlos.


En sentido general y a pesar de la existencia de estos depredadores, no parece que estos sean los responsables de que los venados desaparezcan de un hábitat en específico. Para protegerse de los ataques de estos animales, los ciervos tienen una coloración marrón o marrón claro en sus cuerpos que los ayudan a bien mezclarse con el entorno, tanto que puedes estar cerca de uno y no darte cuenta hasta que pasa el tiempo o hasta que salen corriendo. Ellos son corredores muy rápidos y pueden nadar muy bien también, a menudo utilizan estos métodos para escapar del peligro.


El hecho de que tienen muy buena visión y excelente audición también los ayuda a estar avisados sobre alguna amenaza y aunque no siempre atacar es la primera reacción, los venados son capaces de luchar en caso de ser necesario. Esta reacción es propia de las madres cuando están protegiendo a una cría,  cuando los machos tratan de mantenerse con vida ante el ataque de un depredador  o cuando luchan entre ellos por el derecho a aparearse.

7

Estructura social de los venados


regresar

Algo que varía entre los diferentes tipos de venados es la estructura social que adoptan las poblaciones. Por ejemplo, los machos en casi todas las especies no permanecen junto a las hembras hasta que no llega el período de apareamiento.  Mientras, se dedican a vagar por su cuenta en busca de alimentos y refugio,  otros machos deberán respetar el territorio que ya ha sido ocupado si no quieren terminar involucrados en una fuerte lucha que puede terminar con graves heridas o la muerte.


Mientras mayor sea un ciervo, mayor es su cornamenta y su dominancia antes otros machos. A medida que un individuo va madurando, envejece y sus fuerzas disminuyen, oportunidad que es aprovechada por machos más jóvenes para desafiarlo.


La estructura social de los machos permite que sólo los más fuertes puedan tener el derecho a aparearse con las hembras. Esto es lo que generalmente desencadena la naturaleza más agresiva entre ellos, cuando comienzan a luchar entre sí con sus cuernos hasta que uno de los dos se aleja vencido.


En cambio las hembras tienen una estructura social más tranquila y acogedora. Generalmente pueden vivir en rebaños formados por varias de ellas y sus crías. Todos estarán casi siempre en la misma área, pero en ocasiones pueden extenderse para protegerse y alimentarse. También se sabe que usan una variedad de sonidos y movimientos que sirven para comunicarse entre ellas.


Las hembras suelen cuidar muy bien de sus cervatillos jóvenes, a menudo tienen que dejarlos por largos períodos de tiempo para buscar comida, pero siempre regresan junto a su cría. Los cervatillos son muy obedientes y permanecen inmóviles en la hierba donde han estado ocultos de los depredadores. Un cervatillo curioso puede acabar convirtiéndose en la comida de diferentes animales que viven a su alrededor.


Por naturaleza, las hembras de cualquier especie son muy sociales y  tienden a encontrar un sentimiento de seguridad en el grupo, ya que pueden obtener ayuda para encontrar comida y ser alertadas en caso de posibles peligros de la zona.

8

Comunicación de los venados


regresar

Los venados se caracterizan por usar formas de comunicación haciendo sonidos como los gruñidos y los bramidos.  Sabemos que son capaces de bufar cuando los machos están interactuando con las hembras y de gruñir cuando están peleando unos con otros. Cuando los machos están buscando a las hembras para el apareamiento, hacen estos sonidos de forma que ellas los escuchen desde donde estén. Una vez que ellas escuchen, responden para que ellos puedan encontrarlas.


Los cazadores utilizan a menudo una variedad de sonidos semejantes a los que producen los venados para atraerlos a campo abierto,donde pueden matarlos. Al imitar los sonidos con los que una especie determinada se comunica, no resulta muy difícil engañarlos.


El lenguaje corporal de un ciervo puede decir mucho sobre él, por ejemplo tienen ciertas posturas que indican cuando están relajados, cuando tienen miedo, y cuando pueden llegar a ser agresivos. La ubicación en un rebaño puede informar sobre el orden social de los miembros, los que son dominantes se destacan sobre el resto y no tienen contacto directo con los que estén en posición de liderazgo.


Los ciervos son capaces de aprender mucho el uno del otro a través de su sentido del olfato, poseen glándulas de olor en la parte superior de la cabeza y en las pezuñas, cuando se frotan contra los árboles o entre ellos, así como cuando caminan, emiten un olor particular que es único. A través de estos olores se pueden determinar el sexo, la condición social y el estado físico del venado con el que han entrado en contacto. Es por eso que pasan tiempo oliéndose  antes de acercarse completamente para conocerse.


De hecho, la mayoría de los expertos creen que el olor es la principal forma de comunicación entre las especies de venados, ya que de esta manera puede obtener toda la información básica que necesitan saber en tan sólo cuestión de minutos. Se sabe que existen siete glándulas diferentes en el cuerpo de los venados que pueden producir olores, estas se encuentran ubicadas en los cascos, las piernas y la cabeza.


Ellos no suelen involucrarse en confrontaciones físicas, sin embargo, esto puede ocurrir si buscan ocupar  el mismo estatus social de una manada. Cuando se enfrentan, uno de ellos mantendrá su cabeza en alto, si el otro también lo hace entonces van a usar sus cascos para atacarse el uno al otro con rapidez. Si el que está siendo enfrentado desde un principio baja su cabeza, entonces no habrá una confrontación, aunque sí se puede alterar la estructura social de la manada a través de esta forma de comunicación.


Los venados también tienen un gran sentido de la audición. Cuando escuchan un sonido que puede advertirles sobre una amenaza, van a elevar sus colas como señal de advertencia para todos a su alrededor. Además si un venado comienza a hacer marcas en el suelo con sus pezuñas, es signo de que ha detectado algo en el entorno con lo que no se siente tranquilo.


Definitivamente se necesita investigar aun más en el área de la comunicación entre estos animales, con el objetivo de conocerlos y comprenderlos mejor. No obstante, no debemos pasar por alto que esto podría ser un proceso difícil de lograr, pues una vez que los venados detectan la presencia de las personas en su medio ambiente, cambian su comportamiento natural.

9

imagenes del venado


regresar